Una forma de hacer que un obsequio de flores naturales dure más tiempo es secándolas. Aunque pueda parecer que no es el mejor regalo si buscamos que ese detalle se conserve por mucho tiempo, lo cierto es que hay distintas maneras de lograrlo, obteniendo unas flores hermosas y duraderas, que pueden ser la alternativa perfecta para adornar cualquier espacio de tu casa.

Si quieres saber cómo preservar tus flores naturales de forma fácil y gozar de ellas durante más tiempo, no te pierdas los métodos para secar flores en casa que te mostramos a continuación.

Aprende a secar flores de forma fácil y rápida con estos métodos caseros

Métodos para secar flores naturales en casa A diferencia de las flores deshidratadas, que necesitan un proceso más complejo a la hora de manipularlas, secar flores es una actividad muy sencilla de realizar, por lo que no tendrás inconveniente para lograr que embellezcan cualquier rincón de tu casa por mucho tiempo.

Hay varias técnicas que te permiten secar flores en casa sin dificultad, solo hay que escoger la que mejor se ajuste a cada tipo de flor y al uso que queramos darle después.

Aplastado Si te preguntas cómo secar una rosa o cualquier otro tipo de flor pequeña y de tallo delgado, el aplastado es la técnica ideal para hacerlo. Para ello, solo se requiere poner la flor entre papel encerado o de diario, de modo que pueda absorber el agua y empiece el proceso de secado.

Una vez la flor esté entre dos hojas de papel, es importante ponerlas dentro de un libro, cuanto más grande y pesado mejor. Es aconsejable repetir el proceso después de una semana y esperar unos 15 días más para que la flor esté totalmente seca.

De esta forma, obtenemos una flor seca perfecta para plastificar o para guardar de recuerdo en la billetera, aunque no es la técnica más apropiada si queremos conservar su volumen.

Secado en el microondas Secar flores en el microondas puede parecer algo raro, pero es una técnica que te ofrece la posibilidad de hacerlo de forma rápida. Lo único que necesitas es colocar tus flores en un recipiente y cubrirlas con arena de sílice. Cuando esté todo listo, lo metes al microondas y programas de dos a tres minutos a máxima potencia.

Una vez se haya enfriado la arena, solo tienes que quitarla y tendrás listas tus flores secas. Este método es ideal para mantener las flores con su volumen original, sobre todo aquellas que tengan muchos pétalos.

Secado al aire Si hablamos de métodos para secar un ramo de flores, uno de los más antiguos es el secado al aire. Es simple y bastante usada, sobre todo porque no requiere de mucho esfuerzo. Lo único que se debe hacer es juntar las flores, atarlas con un cordón y colgarlas boca abajo.

Es importante que las cuelgues en un lugar ventilado, donde pueda darles el sol. De este modo, nos aseguramos de que se sequen correctamente y evitamos que se pudran. Tras unas pocas semanas, cuando ya estén totalmente secas, solo quedará descolgarlas y ponerlas en un lindo florero para que adornen cualquier espacio de tu hogar.

Secado natural El método más fácil y simple para secar flores es dejarlas en el florero y esperar a que sean ellas mismas las que se sequen por sí solas. Lo único que hay que hacer es asegurarse de que tienen muy poca agua dentro del recipiente para que, una vez absorbida, empiecen a secarse de forma natural.

Una vez evaporada el agua, debes asegurarte de que las flores tienen una posición vertical, para que puedan secarse de forma que no queden torcidas o en una posición poco estética. Esta técnica es ideal para secar, por ejemplo, hortensias.

Ahora que ya conoces estos métodos para poder secar tus propias flores en casa, ¡no tienes excusa para aplicarlos y disfrutar de tus flores naturales por más tiempo!

Fresh Flowers Inc. 2024
0
    0
    Your Cart
    Your cart is emptyReturn to Shop
    Send this to a friend